LOADING

Type to search

Consejos para recuperarse del estrés navideño

Share


+++ “Comparte con tus seres queridos cómo te sientes y todo lo que han supuesto para ti estos días de alegría pero, a la vez, de estrés y ansiedad”, recomienda la psicóloga Macarena del Cojo.


+++ La especialista aconseja que nos centremos en lo que tenemos y en lo que queremos conseguir, no en los que nos falta. “Esto último solo nos genera una mayor frustración e insatisfacción”, recalca.


+++ Una buena higiene del sueño también es importante, tanto para la salud física como para la mental. En este sentido, los expertos del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido subrayan la importancia de mantener un horario regular de sueño, lo que implica acostarse y levantarse todos los días a la misma hora.


El estrés es la respuesta que da el organismo para adaptarse y afrontar las demandas del ambiente a través de mecanismos biológicos y psicológicos.


“Es esencial para la supervivencia, pues hace que nos adaptemos a los cambios e imprevistos que puedan surgir. En este sentido, hay un estrés positivo que nos ayuda a afrontar adecuadamente los retos cotidianos y un estrés negativo que se caracteriza por la sensación de sobrecarga que siente la persona”, explica María José Collado Mateo, doctora en psicología y codirectora del Centro Cuarto de Contadores, ubicado en la localidad madrileña de Leganés. (www.cuartodecontadores.es).

“Generalmente, las fechas navideñas son periodos de un mayor nivel de estrés por todo lo que conllevan, como preparativos de comidas o cenas y en algunas ocasiones conflictos”, apunta Macarena del Cojo, especialista del Instituto Psicológico Cláritas. (https://institutoclaritas.com/).


RESCOLDOS DE UNA NAVIDAD DIFERENTE.
Debido a las restricciones y medidas de seguridad, ha habido mucha incertidumbre sobre cómo iba a ser esta Navidad, con cuántas personas nos podríamos reunir o si nos podríamos desplazar, etc. Finalmente no hemos podido celebrar las fiestas con todos los que nos hubiera gustado, como solíamos hacer otros años.
“Esta tristeza puede influir en que nuestros niveles de ansiedad hayan aumentado más de lo habitual. Por todo ello, al terminar los días festivos hemos acumulado grandes niveles de estrés y, lo que es más perjudicial, estos altos índices han sido de manera continuada durante todas las vacaciones”, señala la psicóloga.
Ahora que las fiestas ya han pasado, es el momento de reponerse. Así, Macarena del Cojo nos ofrece algunas claves para recuperar el bienestar después de estos días de mayor estrés. La primera de sus recomendaciones es volver a nuestras rutinas y horarios.


“Es fundamental empezar cuanto antes con nuestras rutinas y horarios, con las actividades que nos ayuden a conectar, poco a poco, con nuestro día a día, incluso antes de volver al trabajo. Se trata de que la adaptación sea de manera más paulatina y no se acumulen grandes cambios que nos puedan provocar más estrés”, recalca.
La psicóloga también nos anima a practicar el autocuidado. “Dedica tiempo a realizar actividades que te gustan y te hacen sentir mejor, es decir, dedícate tiempo a ti mismo y a tu bienestar. Es el momento de realizar aquellas actividades que has querido hacer pero, por falta de tiempo, no has podido”, subraya.
Por otro lado, la especialista aconseja expresar las emociones. “Comparte con tus seres queridos cómo te sientes y todo lo que han supuesto para ti estos días de alegría pero, a la vez, de estrés y ansiedad”, indica.


Asimismo, hace hincapié en la importancia de realizar algún tipo de ejercicio físico ya que, de esta manera, el organismo libera endorfinas, unas sustancias que “ayudan a que el estado de bienestar aumente y, a su vez, disminuya el malestar emocional”, señala.
Macarena del Cojo comenta que, durante las navidades, nuestras rutinas de actividad física y alimentación se ven alteradas, dado que solemos cometer excesos en cuanto a la comida y al alcohol.


DESCANSO HABITUAL Y BUENA ALIMENTACIÓN.
Por ello, también considera “muy recomendable” retomar nuestra rutina de alimentación, es decir, volver a comer de manera sana y equilibrada.
“Esto hará que dejemos de sentirnos pesados, hinchados y con malestar y empecemos a encontrarnos con una mayor fuerza y vitalidad física, por lo que nuestro estado emocional mejorará de manera directamente proporcional”, apunta.

Una buena higiene del sueño también es importante tanto para la salud física como para la mental. En este sentido, los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) recomiendan mantener un horario regular de sueño, lo que implica acostarse y levantarse todos los días a la misma hora.
“Esto programa el cerebro y el reloj interno del cuerpo para que se acostumbren a una rutina establecida”, manifiestan.
Una de las rutinas a las que quizá más nos cueste readaptarnos es la vuelta al trabajo. Macarena del Cojo subraya que la clave está en la actitud.
“Podemos optar por verlo como algo negativo que rechazamos, ya que es una obligación y cuesta volver a arrancar después de varios días de descanso. No obstante, también podemos enfocarlo como una forma de volver a conectar con nosotros mismos y nuestro día a día”, incide.
“Un orden siempre nos ayuda a una mejor salud emocional. Así, retomar la actividad laboral como un estímulo positivo para desconectar del estrés del periodo navideño, que en algunos momentos ha sido nostálgico, nos va a ayudar a coger la vuelta al trabajo con más ganas y satisfacción”, manifiesta la psicóloga.


Es, asimismo, importante afrontar el año que ahora comienza con buena actitud.
“2020 ha sido un año muy complicado. Al estrés laboral debido a la situación económica hay que sumar un mayor estrés emocional a raíz de hechos como el confinamiento en casa, la imposibilidad de ver a nuestros seres queridos, etc. Sin embargo, podemos cambiar nuestra actitud este nuevo año”, apunta la especialista.
“Por lo pronto, contamos con más rayos de esperanza, en forma de vacuna, que en meses anteriores, de modo que debemos darle más importancia a los pensamientos positivos que a los negativos. Este año será mejor que el anterior”, destaca.
De igual modo, la especialista aconseja que nos centremos en lo que tenemos y en lo que queremos conseguir, no en los que nos falta.

“Esto último solo nos genera una mayor frustración e insatisfacción, lo que deriva en altos niveles de ansiedad y estrés”, concluye.
Por Purificación León.
EFE/REPORTAJES

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux