LOADING

Type to search

HABLEMOS CLARO

Share

¡Quu’iioondaa razaa!, ¿cómo la están pasando de calores mis  güerquia’s bonia’s y pelao’s mal amanzao’s… no’más aguantando vardá’?… ah!, qué joda!

Oigan, fíjensenn que hoy les traigo un buen chistorete, pero esta medio pela’o, ¿se los echo?… el chiste, claro; güeno, po’s ahí les va, (pero por favor la gente bonita, popof, nice y cutivada, brínquese todo esta pagina y luego siguen)… Se llama ‘‘la sopa’’… Espero que les guste:

Resulta que un norteño entra a lujoso restaurante y de inmediato se le acerca el mesero para pedirle su orden: ¿Qué va a ordenar el señor?

– Po’s traime una sopa de cebolla, pa’ empezar.

— Cómo no, señor, enseguida se la traigo… Como a los 5 min. llega el mesero con la orden pedida.

— Aquí tiene caballero, buen provecho.

– Gracias, pues’n… No pasaron ni 15 segundos cuando el cliente enfurecido grita:  “Óyeme caón mesero, ven para acá _indejo…

— Dígame señor, ¿qué pasa?

– Prueba esta mendiga sopa que me trajiste.

— Pero, ¿qué le pasa a la sopa? ¿Está fría?… Puedo ordenar que se la calienten.

– No, no, que calentar ni que maderes. Quiero que pruebes esta sopa, _inche desconsiderado.

— Pero señor, ¿tiene un pelo? ¿Acaso hay una mosca? ¿está muy salada?

– Ah!, como serás _indejo, además, como adivino vales pa’ pura ingada, ¡háblale al gerente!

El mesero va consternado a hablarle al gerente.

— Dígame señor ¿en qué puedo servirle?

– Pruebe ésta _inche sopa.

— Pero… ¿no está buena? ¿Tiene mal sazón?

-¡Uta!, ¡Otro adivino! Nomás quiero que la pruebes!

— Señor, si no le agradó no tiene que pagarla.

Es más, como en este restaurante lo primordial es servir al cliente, va una botella de nuestro mejor champagne para usted, y es totalmente gratis.

-¿Me vio cara de alcohólico o qué ingaos??? ¡¡¡Yo lo que quiero es que usted pruebe esta sopa…!!!

El gerente ya irritado por la actitud tan grosera, le dice al cliente:

— Ultimadas-madres-mentes, la voy a probar… ¿a ver, ‘on tá la cuchara?

– Po’s ese es el do-pe– güey!… ¡¡¡que no me trajeron la __inche cuchara, par de _indejos!!!

                                    Juar! juar! juar!… un poco grosero, pero ta’ güeno, ¿a poco no?

Y no es por nada, pero fíjensennn que este pelangoche chistorete, me recordó algo que siempre he criticado a algunos que conviven conmigo.

Cuando se ofrece la ocasión____,

___ yo les recuerdo que una de las cosas que  me repatean los güüe__sos, es que para pedirme algo o decirme que estoy mal en algo, le den vueltas y vueltas al asunto.

Seguramente conoces gente (ojalá no sea yo una de ellas) que para decirte o pedir algo, le da vueltas y vueltas al asunto. Tengo una amiguita que es buena ‘onda (y está idem), para darle vueltas al asunto. Para pedirte algo o reclamarte algo, te cuenta toda una historia antes de ir al grano. ¡No! Y no se diga si quiere que le preste una lana… ¡uuuuyy!, es cuento de nunca acabar… Igual me pasa con esas personas que cuando se trata de pedir o reclamar algo, ‘insinúan’ lo que quieren, lo que no quieren, lo que les gusta o no.

¡Híjoleee! la neta es que esos ‘tan pior, porque siquiera los anteriores, te echan un rollotote, pero al último te dicen lo que quieren, en cambio estos son como el güey este del chistorete, que con ejemplos, similitudes, o indirectas quieren que tú adivines lo que están pensando o lo que pretenden decirte…

Por eso, a mis, todavía cuatro o cinco leitores, les recomiendo que “Hablen claro!”, que no se anden por las ramas, ni con insinuaciones, ni _indejadas.

Si algo no te gusta, po’s dílo, sin miedo,,,, aunque ¡aguas!, no vaya a ser que agarres de malas al big boss (en el peor de los casos) y te de una patada en donde la espalda termina su honroso nombre… Y si alguien no te gusta, y quisieras que ni te hablara, po’s díselo,,, ¡aunque aguas!, no vaya ser que la liona se ofenda y se engorile porque no te gusta tu suegra.

Y ya pa’acabar con este rollo (porque la neta ya me aburrió): Si algo se te antoja o quieres pedir algo, po’s pídanselo sin tapujos,,, ¡aaah, pero aguas!, no vaya ser que por lo que pidas a la interfecta (o el interfecto, según sea) se ofenda y en lugar de dártelo (lo que pediste, claro) recibas una recordada de progenitora, o pior tantito, un maaa_zazo entre nariz, ceja y oreja, …. y eso sí que estaría rete gaschio!!!…. 

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux