LOADING

Type to search

HACIA UNA FAMILIA TECNO-SALUDABLE

Avatar
Share

Debemos ‘desconectarnos’ de nuestras pantallas y ‘conectarnos’ más con nuestros hijos

‘‘El uso excesivo de dispositivos con pantalla por parte de los niños se ha acentuado durante la pandemia debido a los confinamientos y restricciones de desplazamientos que obligan a las familias a permanecer más tiempo en casa’’, señalan los expertos.

Durante estos lapsos de encierro domiciliario, muchos niños  quedaron al amparo de los celulares, las tabletas y la Tv.

Estas herramientas también se convirtieron en el principal recurso educativo al conectarse a las clases en línea y seguir aprendiendo, pero… ¿Se abusó de las pantallas?

Manuel Armayones, profesor de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, señala: ‘‘Sí!. No hay duda que la situación en estos últimos meses ha acentuado el uso y llegado al abuso de las pantallas”. Y agrega: “El estar tanto tiempo inactivo frente al aparato puede alterar las horas de sueño y provocar problemas de sobrepeso u obesidad”.

Para romper el vínculo de dependencia con la tecnología, Armayones, da los siguientes consejos <para desenganchar> a los niños de las pantallas”.

NORMAS CLARAS

“Mantener una conversación sincera con los niños para que entiendan la razón de que no pueden estar todo el día ‘enganchados’ y que deben seguir algunas normas. Se recomienda que los niños de 3 a 5 años usen sus aparatos electrónicos un máximo de 30 minutos diarios; y que los de 6 a 12 años las usen hasta una hora al día. De los 13 a 16 años, el límite recomendable es de dos horas diarias (eso, al margen del tiempo que duren las clases).

NEGOCIAR EL TIEMPO DE USO

“Dado que cada niño es diferente, las condiciones de uso se deberían pactar. Si un niño se porta bien y tiene buen rendimiento escolar, a veces podemos dejarle el cell o la tablet un ratito más. Pero si cambia su comportamiento o le crea una cierta adicción, hay que restringir su uso”, explica.

OFRECER ALTERNATIVAS ANTES QUE PROHIBIR

‘‘Los límites del uso de los aparatos electrónicos pueden ser más llevaderos si se ofrece una alternativa, como actividades o juegos al aire libre, que son claves para el desarrollo de los pequeños y con las que se lo pasan bien y andan entretenidos”, explica Armayones.

ACEPTAR Y DIALOGAR

Muchos padres han introducido los celulares en la vida de sus hijos sin restricciones. Pero deben reconocer que es un error y recordar a nuestros hijos que el celular no tiene porque ser una fuente de conflictos y discusiones, sino un aliado en el ocio y la comunicación.

HACIA UNA FAMILIA TECNOSALUDABLE

Como padres debemos tener claro que lo más importante es la familia, así que hay que dedicar tiempo a disfrutarla.

“Es de vital importancia mantener costumbres y celebraciones familiares para tener un contacto y relaciones interpersonales que fomenten el aprendizaje”, concluye.

También los adultos debemos desconectarnos de nuestras pantallas para conectarnos con nuestros hijos, haciendo una buena gestión del tiempo de ocio y de actividades lúdicas, deportivas, creativas, que se comparten en familia.

Por María Jesús Ribas /// EFE/REPORTAJES

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux