LOADING

Type to search

HOMBRES Y MUJERES, ¿XQ LO MISMO LO VEMOS DIFERENTE?

Luis Ruiz
Share

¡Quiiioonda raaazaaa!, Cómo están mis queridos leitores y leitoras, bien???…. Ya saben que yo les deseo que se les vaya bonito laaa… vida!

Pero güeno, como siempre,, voy a empezar echándoles uno bueno… el chistorete de hoy se llama “Cómo ganarle a la mujer” les va:

Resulta que Pedoncio invita a su cuate Orinito a echarse unas birrias (beers) en su casa. Este último de inmediato acepta y quedan de verse la tarde siguiente.

Entre chupada y chupada, a la botella de cerveza, Orinito le comenta a su amigo Pedoncio,  que ya no haya cómo hacer pa’ganarle ‘una’ a su vieja. “En todo ella me gana, compadre -se queja- si es una discusión, ella siempre acaba teniendo la razón y luego tengo que pedirle disculpa por la discusión. Si jugamos dominó, siempre me ahorca mis mulas. Si nos ponemos los guantes, me pone buenas madrizas. Si vamos a correr, siempre llega primero o más lejos. Y claro, siempre lo comenta a la familia y eso ya me tiene hasta los güüé…rfanitos!

Mmmh!, noo po’s ta’ k_borón!…  Aaah!, ya sé compadre. Rétala a ver quien avienta el chorro mas lejos al orinar!

No compadre, como crees que va a querer.

Tú sonsácala, hiere su vanidad y vas a ver cómo sí acepta….

Total, Orinito le hace la propuesta y ella, tras pensarlo unos segundos dice: Bueno, está bien, pero si gano me voy de compras con mi mamá todo el fin de semana y tu chitón, ok?

Feliz, el Orinito va por la cinta métrica y luego se van a la tierrita que tienen en la yarda.

Y zas!, ella empieza y zzzzuu!. Orinito mide la distancia que a la que llegó la pipi que ella hizo y triunfal dice: “Uuuu, no’mas 6 pulgadas”.

Con alegría disimulada él se baja el zíper y se prepara para hacer pipí… en eso ella la dice: Eeeeeh!, momento… hay que hacerlo sin ayudarse de las manos, como yo!

Y claro!…  le volvió a ganar!!!!            ji. ji. ji..

Y siií!, así son las lindas mujercitas, siempre pensando adelante, siempre saliéndonos al paso,

siempre viendo las cosas como uno de hombre no las ve. Y creo que eso todos lo hemos sabido o escuchado desde siempre… Pero en realidad yo no lo había visto tan palpable, tan claro, como con lo que me pasó hace unos días. Déjenme les cuento brevemente este chisme…

Resulta que hace unos días, jui a trabajar a la oficina. Y esa tarde estaba completamente solo en todo el edificio. En un momento dado, recibí una llamada de mis familiares en México. Mientras nos poníamos al corriente de las novedades, de muertes, casorios, salidas de clóset y demás chismes familiares, jui a la cocina y me preparé un cafecito. Regresé con el cel en la oreja, puse el café en el escritorio y mientras me despedía de mi gente, di la vuelta al escritorio, colgué y me dispuse a sentarme…. De reojo vi que la silla estaba ahí, pero no calculé la distancia, la silla estaba un poco alejada, y al darme el sentón, que fue en la mera orillita, la silla rodó hacia atrás y yo rrraaájaleee!, me jui de nalgas al piso, pero lo pior es que mi preciosa cabeza pegó de lleno en la pared, que es de concreto!!!

Uuuutaaa!!! vi estrellitas, estrellotas y creo que hasta la galaxia… Para no hacérselos más largo… el cuento, creo que perdí el conocimiento por unos minutos.

Y aquí es a donde quería llegar:  Cuando les platiqué  lo que me pasó a un par de amigos, su reacción fue:… ““ja!, ja!, ja!, abusado .._indejo, no vayas a quedar loco… si de por sí, ya vez cómo eres, dijo uno’’. El otro también se rió. ‘‘¡Simón güey, no abuses de tu cabeza dura… y lo pior, no vaya a ser que te quieran cobrar la descarapelada de la pared!’’

Cuando les conté mi -incidente- a unas amigas, su reacción fue decirme. ‘‘Válgame Dios… ¿y ya fuiste al doctor?’ -preguntó una- no hagas desidia’’. ‘‘Sí!, -afirmó la otra- tienes que ir a que te revisen, porque esos golpes son muy malos y como no sangraste, son mucho peor’’…

En fin, este madrazo me mostró ‘en carne propia y viva’ que las tuerkitas tienen un mayor sentido humanitario… en cambio los tornillitos -no todos, pero sí la mayoría- damos consejos a lo _indejo o hacemos comentarios idem,  (o sea, _indejos), y aquí voy a dar una recomendación a mis ‘leitores’.

Aunque nos creemos muy _ingones, pero no podemos hacer lo que las mujeres, dos cosas a la vez, así que traten de no cometer el tipo de  .._indejada que yo cometí…

diGo… yO No’mas DigO!

Siguenos:

Next Up

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux