LOADING

Type to search

ICE deporta a mexicano involucrado en el asesinato del agente “Kiki” Camarena

Share

Los Ángeles, 9 abr (EFE News).- Un mexicano condenado en Estados Unidos por su participación en el secuestro y asesinato del agente especial de la Administración de Control de Drogas (DEA), Enrique “Kiki” Camarena, fue expulsado del país tras cumplir su sentencia, informaron este viernes las autoridades federales. 

Juan José Bernabé Ramírez, de 62 años, ciudadano mexicano, fue entregado a funcionarios de inmigración mexicanos en la frontera internacional de El Paso, en Texas, este miércoles, indicó en un comunicado el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). 

Bernabé Ramírez ingresó al país el 20 de julio de 1989 por el aeropuerto de Los Ángeles con una visa de turista. 

Una semana después, el 27 de julio de 1989, agentes de la DEA lo arrestaron por su participación en el secuestro y asesinato de Camarena, el 7 de febrero de 1985 en Guadalajara, en México.

En el juicio contra el mexicano, el agente de la DEA Salvador Leyva identificó a Bernabé Ramírez como uno de los guardias de seguridad relacionados con la muerte de su compañero y que hacía parte del cuerpo de seguridad del capo Rafael Caro Quintero, que huyo dos días después del rapto de Camarena.

Bernabé Ramírez fue hallado culpable de varios delitos relacionados con la muerte de Camarena el 30 de julio de 1990, y el juez angelino lo condenó a cadena perpetua. 

Por varios años Bernabé Ramírez buscó apelar la sentencia. En un último intento sometió en 2019 una petición para firmar una declaración de culpabilidad.

El 17 de diciembre de 2020 una corte del Distrito Central de California aceptó rescindir la cadena perpetua y aceptar los 30 años que había pasado en la cárcel como una sentencia cumplida. 

Bernabé Ramírez estaba en la mira de las autoridades de inmigración desde la década de los noventa. En el comunicado, ICE destacó que el mexicano es considerado una amenaza para la seguridad pública debido a sus condenas penales.

“La naturaleza espantosa de este caso es extremadamente inquietante. Nuestros oficiales dedicados trabajaron diligentemente para hacer todos los arreglos necesarios para garantizar que la expulsión de Bernabé fuera perfecta”, valoró Denice Seemiller, directora interina de la oficina de campo de la unidad de Detención y Deportación (ERO, en inglés) de ICE en Salt Lake City (Utah).

“Su arresto y expulsión de los Estados Unidos envía un mensaje claro de que no toleraremos la liberación de criminales atroces en nuestras comunidades”, agregó.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux