LOADING

Type to search

Trump anuncia el envío de “cientos” de agentes federales a varias ciudades para reforzar su mensaje de “ley y orden”

Avatar
Share

Fuente: Noticias Telemundo

El presidente ha mencionado Kansas City, Chicago y Albuquerque dentro de un despliegue muy polémico que parece similar al iniciado en Portland con la oposición de congresistas demócratas y alcaldes afectados.

El presidente, Donald Trump, ha anunciado este miércoles el envío de “cientos” de agentes federales a varias ciudades con la intención, según ha dicho, de rebajar la tasa de criminalidad. La bautizada como Operación Leyenda ha sido iniciada “con éxito” ya en Kansas City, Missouri, según el presidente, en respuesta a la muerte a tiros de un joven en su casa el mes pasado. Ahora continuará en ciudades como Chicago, Illinois, y Albuquerque, Nuevo México.

El envío de agentes del FBI, el Departamento de Seguridad Nacional (con 100 oficiales del departamento de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE) y otras agencias federales forma parte en principio de lo que está ocurriendo en los últimos días en Portland, Oregón, donde oficiales federales, en ocasiones sin identificación, están deteniendo a manifestantes presuntamente bajo el paraguas legal de la orden ejecutiva emitida por Trump para proteger monumentos.

Con un lenguaje alarmista, como el que ha empleado en el pasado para describir la inmigración ilegal, Trump calificó a las ciudades lideradas por alcaldes demócratas como fuera de control y arremetió en contra de la “izquierda radical”.

“En las últimas semanas ha habido un movimiento radical para defender, desmantelar y disolver nuestros departamentos de policía”, dijo Trump en un evento de la Casa Blanca, y culpó al movimiento de “una impactante explosión de los tiroteos, asesinatos, y crímenes atroces de violencia”.

“Este derramamiento de sangre debe terminar”, dijo. “Este derramamiento de sangre terminará”.

[Desde Eugene Williams hasta George Floyd: un siglo de rebelión contra la violencia racista en EE.UU.]

La decisión de enviar agentes federales a ciudades estadounidenses se está desarrollando en un momento hiperpolitizado, cuando Trump está tratando de demostrar que respalda a las fuerzas del orden público y describe a los demócratas como débiles ante el crimen.

A menos de cuatro meses de las elecciones presidenciales, Trump ha estado emitiendo advertencias de que la violencia empeoraría si su rival demócrata Joe Biden es elegido en noviembre, mientras trata de ganarse a los votantes que podrían ser influenciados por ese mensaje.

El crimen comenzó a aumentar en algunas ciudades como Chicago, Nueva York y Filadelfia cuando se retiraron las órdenes de permanecer en casa. Expertos en justicia penal consultados por la agencia de noticias The Associated Press han señalado las extraordinarias circunstancias actuales como una de las posibles causas: una pandemia que ha matado a más de 140,000 estadounidensesdesempleo históricoprotestas masivas contra la brutalidad racial y policial, estrés intenso e incluso el clima. Sin embargo, en comparación con otros años, el crimen en 2020 ha disminuido en general.

El plan que Trump anunció el miércoles amplía un programa existente, bajo el que se desplegó a cientos de agentes federales en Kansas City, Missouri, después de la muerte a tiros de un niño de 4 años para detener el aumento récord de violencia.

Enviar agentes federales para ayudar a las localidades no es algo nuevo. El fiscal general, William Barr, anunció un esfuerzo similar en diciembre para siete ciudades con violencia creciente. Pero esta medida incluirá al menos a 100 oficiales de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, una división de ICE, que generalmente realizan investigaciones de tráfico de drogas y explotación infantil, además de personal bajo el paraguas del Departamento de Justicia.

Oficiales del DHS ya han sido enviados a Portland, Oregón y otras localidades supuestamente para proteger propiedades y monumentos federales, porque Trump ha criticado los esfuerzos de los manifestantes por derribar estatuas de líderes confederados, ampliamente considerados como símbolos racistas.

Las autoridades locales se han quejado de que los agentes han exacerbado las tensiones en las calles de Portland, mientras que los residentes han acusado al Gobierno de violar sus derechos constitucionales. De hecho, los disturbios civiles se intensificaron después de que agentes federales fueron acusados ​​de llevarse a los manifestantes en autos sin identificar y sin causa probable.

Desde que comenzaron las protestas por la justicia racial, la campaña de Trump se ha inclinado fuertemente hacia una promesa de mantener “la ley y el orden”. El presidente ha tratado de vincular a Biden con un pequeño grupo de radicales y anarquistas que, según la campaña de Trump, está tratando de desestabilizar las ciudades estadounidenses y reescribir la historia.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot en un inicio rechazó la medida para enviar fuerzas federales, pero luego dijo que había llegado a un acuerdo con las autoridades federales. Chicago ha visto 414 homicidios este año, en comparación con 275 durante el mismo período en 2019.

Barr aseguró este miércoles que la Operación Leyenda es distinta de la que se lleva a cabo en Portland.

[Trump quiere desplegar agentes federales en Nueva York y Chicago pese a la polémica actuación en Portland]

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, hizo una distinción entre la misión en Portland, para proteger la propiedad federal, y los envíos de agentes a Kansas City, Chicago y Albuquerque para ayudar a detener la violencia.

Albuquerque y Chicago obtendrán millones de dólares para los nuevos oficiales, y el Departamento de Justicia reembolsará a Chicago $ 3.5 millones por el trabajo de las fuerzas del orden locales en el grupo de trabajo federal.

En Kansas City, el principal fiscal federal dijo que cualquier agente involucrado en una operación para reducir el crimen violento en el área será claramente identificable al realizar arrestos, a diferencia de lo que se ha visto en Portland.

“Estos agentes no patrullarán las calles”, dijo el fiscal federal Timothy Garrison. “No reemplazarán ni usurparán la autoridad de los oficiales locales”.

Siguenos:
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux